Vino y postres ¿maridaje imposible?

Atras
vinos y postres

¿Eres de los que dejan de beber vino cuando llegan los postres? ¿Crees que tartas o pasteles sólo pueden maridar con vinos dulces? Pues no es así. Aunque es cierto que el azúcar de los postres es un handicap a la hora de combinar con muchos vinos, el maridaje es posible. Sólo hay que seguir unas pautas.

El punto de partida de un buen maridaje reside en que el vino debe resaltar las características de los platos y viceversa. La temperatura, el grado de acidez y la intensidad de los sabores son algunos de los factores más importantes a la hora de combinarlos, pero la clave del maridaje perfecto está en la paridad entre la cantidad de azúcar del postre y del vino. A continuación vamos a recomendaros una serie de variedades de uva y tipos de vinos para cada postre.

Por muy raro que parezca, el chocolate y el vino tinto realizan un gran maridaje. El amargor de los chocolates más negros potencia el sabor de vinos elaborados con la variedad de uva Cabernet Sauvignon, Tempranillo o Merlot (vinos con toques a frutos rojos pasificados).

Las compotas de frutas también maridan bien con los tintos con crianza, mientras que la acidez de las ensaladas de frutas pueden combinar perfectamente con la frescura de blancos bien fríos.

Las cremas y tartas pueden acompañarse con vinos espumosos secos o incluso vinos tintos jóvenes para conseguir limpiar y refrescar el paladar y evitar que el postre empalague.

Con los helados cremosos combinan bien los vinos más dulces (por ejemplo los elaborados con la uva mosnastrell) o con los espumosos semisecos.

Con las frutas la regla a seguir sigue siendo la de la combinación del dulzor. Las frutas dulces (albaricoques, melocotones, plátanos…) se pueden combinar con vinos elaborados con la variedad de uva moscatel. Con frutas más cítricas (piña, frambuesas, naranjas) podremos beber vinos elaborados con uva Sauvignon blanc o verdejo.

Ahora que conoces las pautas ya no tendrás que dejar de beber vino cuando llegue el momento de los postres. Disfruta del momento más dulce.