La vendimia nocturna en Rueda

Atras
vendimia nocturna rueda

Hay muchas zonas vitivinícolas en el mundo donde la recolección de la uva es un espectáculo en sí mismo. Una de las más impresionantes es la vendimia nocturna que se desarrolla en Rueda (Valladolid). Tras soportar un largo y frío invierno y pasar un verano muy caluroso con grandes diferencias térmicas entre el día y la noche,  llega el momento de la recolección de la uva.

Durante el mes de septiembre, a medianoche, en plena oscuridad estival comienza la actividad en la zona que demarca la denominación de origen Rueda. Decenas de grandes máquinas recolectoras con potentes focos, iluminan las viñas para comenzar la vendimia, que durará hasta el alba.

La vendimia en Rueda se realiza de manera mecánica, porque así lo permiten las vides dispuestas en espaldera. Una potente máquina avanza por cada carril con un potente vibrador que desgrana la planta sin provocar ningún daño en ella. La máquina almacena las uvas que serán luego trasvasadas a remolques.

Este método de recolección favorece que llegue la mayor cantidad de mosto posible a la bodega. Cuando llegue a ella suelen almacenarse en cámaras frigoríficas para mantener una temperatura fresca y evitar que comience la fermentación. El siguiente paso será triturar y exprimir la uva para posteriormente trasladar al depósito para la fermentación del mosto.

La recolección de la uva por la noche se realiza para evitar la luz solar, aprovechar la baja temperatura nocturna y reducir la oxidación de la pulpa y no sufra alteraciones aromáticas características.

 

La uva dormida

Los expertos afirman que la actividad enzimática de las uvas por la noche es muy baja lo que propicia unos vinos más afrutados característicos de esta zona, con aromas a hierba, toques afrutados y una excelente acidez.

Las variedades de uva verdejo y sauvignon blanc son las más cultivadas en esta zona.