Elementos de la fase gustativa durante la cata de un vino

Atras
cata de vino

En la fase gustativa, el último paso en una cata de vinos se diferencian tres etapas: ataque, evolución y final de boca.

El ataque son las sensaciones que destacamos en boca en los dos o tres primeros segundos. La primera impresión de un vino se analiza con las papilas gustativas que se encuentran en la parte inicial de la lengua.

En la fase evolutiva se busca el equilibrio entre dulzura y acidez y se detectan las texturas del vino. Se analiza con la parte media de la lengua.

Por último, el final de boca consiste en analizar los sabores que perduran tras el trago. A esta fase le llega el postgusto, más relacionada con la parte olfativa, pues en esta etapa se detectan nuevos aromas procedentes del paladar hacia las cavidades nasales.

Durante la fase gustativa de una cata de vino se valoran fundamentalmente cuatro elementos que nos llevan a detectar la calidad de un vino: intensidad, el cuerpo, la armonía y la persistencia.

  1. Intensidad: es la fuerza con la que nos sorprenden los sabores en la boca. Puede ser poco intensa, moderada o muy intensa.
  2. El cuerpo de un vino hace referencia a la densidad y la consistencia del vino. Elementos como el etanol, taninos o extracto seco dan ese cuerpo al vino.
  3. La armonía es el equilibrio entre todos lo componentes que configuran el sabor del vino.
  4. Por último, la persistencia es la duración de los sabores en la boca.

 

Valorando estos cuatro elementos se llegará a la conclusión que determinará la calidad de un vino. Según los parámetros aceptados podrá ser pobre, si le falta de equilibrio, tiene pequeños defectos, la carencia de sabores dominantes,…; aceptable (poco equilibrado, de gusto débil, sin carácter que exprese la variedad de uva o región, pero bebible); bueno, cuando posee algunos elementos de complejidad, concentración y elegancia; Muy bueno, expresa claramente la variedad de uva y el origen. Excelente, es aquel que representa el estilo típico, elegantemente equilibrado y bien diseñado.