Toledo, Capital Española de la Gastronomía

Atras
toledo capital gastronomica

Toledo sabe a azafrán, a queso, a mazapán, a aceite de oliva, a migas, a guisos de caza, gachas y a escabeches que se acompañan con buen vino de la zona. Pocas ciudades en el mundo pueden presumir de riqueza gastronómica como lo puede hacer Toledo y los millones de turistas que acuden a visitarla cada año lo saben. Acuden a descubrir sus joyas arquitectónicas (su catedral, San Juan de Los Reyes, la Sinagoga del Tránsito o el Museo del Greco), a divisar la panorámica de la ciudad desde la piedra del Moro, a pasear por sus angostas callejuelas escarpadas y respirar la mezcla de culturas milenarias y salen enamorados de su buen comer.

La tradición culinaria manchega está marcada por las costumbres y productos locales; enraizada en la tradición morisca, judía y cristiana. No en vano, en Toledo se publicó el primer tratado de cocina en lengua castellana, Libro de Guisados, manjares y potajes de Ruperto de Nola en 1529.

En 2016, Toledo coge el relevo de Logroño, Burgos, Vitoria y Cáceres, anteriores capitales gastronómicas. Este año será la capital manchega Capital Española de la Gastronomía, digna merecedora de este nombramiento debido a «su creativa combinación entre patrimonio, cultura y gastronomía». Gracias a estas peculiares características pretende conquistar a los más de tres millones de turistas que la visitan al año, también a través de sus delicias culinarias y de un gran abanico de actividades relacionadas con su cocina.

La gastronomía manchega es austera, recia, digna conocedora de un patrimonio único que se reinventa en pleno siglo XXI para transformarse en una gastronomía creativa y moderna sin perder sus raíces.

Históricamente sus platos aparecen en obras de los literatos más insignes de la literatura española (Cervantes, Lope de Vega, Pérez Galdós, Fernando de Rojas) y extranjera (Alejandro Dumas y Theophile Gautier). En la actualidad es posible saborear los manjares de los bodegones de Velázquez reinterpretados por prestigiosos chefs de la gastronomía española como son Adolfo Muñoz, desde su «Restaurante Adolfo»; Pepe Rodríguez, capitán de «El Bohío»; Iván Cerdeño, de «El Carmen de Montesión», y José Carlos Fuentes, del Hotel Valdepalacios, ambos con una estrella Michelin.

Y si hablamos de placeres sensoriales no podemos olvidarnos del buen beber en La Mancha, el mayor viñedo del mundo. La cultura del vino está inmersa en las tradiciones, costumbres del pueblo manchego. Toledo cuenta con dos Denominaciones de Origen, La Mancha y Méntrida.

En la zona existe una gran tradición vinícola. Las variedades de uva tempranillo y airén son las más cultivadas, aunque también se cultivan otras como la cabernet sauvignon, syrah o chardonnay. Precisamente uno de nuestros vinos DO La Mancha rinde homenaje a la ciudad de Toledo. Se trata de Viña San Juan que refleja la fiesta de las hogueras durante la noche de San Juan en la ciudad del Tajo.

2016 es el año ideal para redescubrir la gastronomía manchega. Mientras planeas tu escapada a Toledo te enseñamos algunas algunas de las recetas de los platos más destacados.