Nueva Zelanda es un importante país vitivinícola que produce vinos denominados como “vinos del nuevo mundo”. Vinos reconocidos mundialmente que reflejan el aire puro y el sol.

Marlborough es una región vinícola conocida en el este del país, característica por una combinación de clima frío pero soleado, que unido a las lluvias que se producen en la zona y las características del suelo, moderadamente fértil, produce vinos únicos.